Vótanos

Según nuestros análisis en el CELSO, las personas que se acogen a la Ley de Segunda Oportunidad en Aragón han aumentado un 204%.

La Ley de Segunda Oportunidad entró en vigor en España el año 2015 y permite que una persona física tenga la posibilidad de liberarse de las deudas que nunca podrá pagar y encarrilar nuevamente su vida profesional y personal, a pesar de haber fracasado en el ámbito económico.

Previamente a su entrada en vigor, los concursos de personas físicas se regían por la Ley Concursal, que no disponía de las herramientas necesarias para reducir la insolvencia de los deudores personas físicas. Su objetivo era, y sigue siendo, solucionar los concursos de acreedores de las personas jurídicas.

Estadísticas Ley de Segunda Oportunidad

En el año 2014, antes de que la Ley se empezara a aplicar, 22 personas físicas se declararon insolventes en Aragón e intentaron iniciar los procedimientos para renegociar o exonerar sus deudas. El año siguiente, en 2015, tras unos inicios donde la Ley era prácticamente desconocida, 21 personas fueron las que se encontraron en dicha situación. Todas estas personas significaron, respectivamente, el 2,6% y el 2,7% de las personas que se encontraban en esa posición respecto al total en España.

El año 2016, siendo cuando más repercusión ha tenido la Ley de Segunda Oportunidad, las personas físicas que han iniciado este procedimiento en Aragón han aumentado a 45. Esto supone un crecimiento del 204% respecto a los años anteriores. Además, este aumento ha conllevado que también se incremente el porcentaje de personas en Aragón respecto a España, pasando a ser un 5,1% del total.

Aún así, la Ley de Segunda Oportunidad sigue siendo una ley poco conocida para la gran mayoría de la población, y parte de responsabilidad de ello la tienen los medios de comunicación, que apenas le dan la importancia adecuada.

Conclusiones

Podemos ver cómo, en Aragón, han incrementado un 204% las personas que se han acogido a la Ley de Segunda Oportunidad respecto años anteriores. Son datos que evidencian el alcance real de la Ley.

Esto también ha conllevado que los porcentajes de casos en Aragón hayan aumentado del 2,6% al 5,1% respecto a la totalidad en España. Es un dato muy positivo para Aragón, pero negativo para todo el Estado, ya que significa que no crecen al mismo ritmo los casos en el resto del país. El objetivo real debe ser que no sólo crezcan los casos en Aragón, sino en toda España.