Ley de Segunda Oportunidad: ¿Qué esconden los bancos?
5 (100%) 2 vote[s]

Ley Segunda Oportunidad, lo que esconden los bancos.

Octavo año de crisis. No es algo novedoso que en los últimos ejercicios, los Bancos se hayan tenido que adaptar a situaciones insólitas, así como a la coyuntura mundial que se presenta con grandes incertidumbres (Brexit, Trump y sobretodo la presión europea contra las prácticas abusivas de la Banca española, las famosas cláusulas abusivas y los gastos de hipoteca).

El oficio de banquero ha perdido su caché y atraviesa su peor momento de reputación social. El “volver a la rentabilidad del pasado” como su principal objetivo, dista bastante de la realidad, y recuperar la confianza de sus clientes tras los engaños para conservar su estatus económico, es mucho más difícil de lo que creen.

Sin embargo, la justicia europea nos ampara otra vez, y gracias a la presión que ha ejercido sobre España, los derechos de los consumidores han ganado frente a las grandes compañías. Han quebrado la transparencia, requisito fundamental para las prácticas bancarias y mercantiles,  que España debía aplicar en su territorio.

No es de extrañar ahora que los Bancos sean los principales interesados en el “casi anonimato” de la Ley de la Segunda Oportunidad, así como en crear páginas en internet y publicaciones de pago en los periódicos nacionales, proclamando la dificultad de acogerse al procedimiento concursal personal. Otra práctica ruin que define a nuestros bancos.

Teniendo en cuenta que este pasado mes de febrero de 2017 aun el paro ronda el 18% del total de la población española. En territorio español se estiman 46 millones de habitantes, de los cuales  82.8000 están en paro actualmente, y un 78% de éstos están sobre endeudados.

Entonces, ¿Cuál es el problema? Parece difícil creer que sólo 4.667 personas en 2016 se hayan acogido a la Segunda Oportunidad por imposibilidad de hacer frente al pago de sus deudas.

Según un estudio aportado por CELSO son más de 10.000 las llamadas que se reciben diariamente en los despachos de abogados españoles en relación a la acogida a la Ley de Segunda Oportunidad.

Deudas con Hacienda, Seguridad Social, entidades bancarias, acreedores privados… La Ley prevé su exoneración en caso de imposibilidad de pago, dejando de momento las deudas con Hacienda y Seguridad Social en manos de los jueces que lleven el caso (cancelando los intereses, eso sí) y, sin perjuicio, de que en Baleares y Barcelona las Audiencias Provinciales hayan previsto su exoneración en todo caso si el particular no reúne la suficiente capacidad de pago.

Si la Ley está prevista para ayudar a las familias endeudadas con dificultades de pago a poder empezar de 0, hay un problema de publicidad y otro de engaño.

Analicemos el problema de la publicidad:

En la mayoría de los países de Europa como Francia, Alemania, Bélgica, Reino Unido, Austria o Italia entre otros, se destinan o destinaron alrededor de 25,3 millones de euros en publicidad sobre la Ley de Segunda Oportunidad en los medios de comunicación. Así, acogiéndose entre 100 mil y 200 mil personas al año. El impacto publicitario de la Ley fue proporcional a la población que necesitaba acogerse a ésta.

El problema en España es la falta de publicidad. Se ha hablado de la Ley de Segunda Oportunidad en los medios de comunicación en contadas ocasiones, y la mayoría de españoles recurren por necesidad a internet para informarse, donde  encontramos en abundancia páginas llenas de críticas sin fundamento y páginas web sin ninguna credibilidad legal.

Pero ¿Cuál es el objetivo? Aquí encontramos uno doble: el desconocimiento, que beneficia a las entidades bancarias y a los empresarios, así como el desalentar a las familias que necesitan acogerse, dando argumentos que definen la Ley de Segunda Oportunidad como costosa y un fraude.

 

El problema del engaño:

Queda demostrado que los bancos españoles y la transparencia distan bastante de ir unidos. Europa ha tenido que actuar en numerosas ocasiones para poner fin a ciertas prácticas bancarias, como las cláusulas suelo e intereses abusivos en los préstamos hipotecarios y créditos que ofrecían. Las entidades bancarias se aprovecharon del azote que la crisis dio a nuestra población.

Si bien es cierto que las entidades bancarias no firman con su nombre las numerosas páginas web que se encuentran en la red sobre la inutilidad de la Ley de Segunda Oportunidad, la mayoría emanan de ellos mismos, así como de periódicos online relacionados con los mismos.

Aprovecharse y sacarle jugo al desconocimiento de personas en apuros económicos es algo muy grave que desgraciadamente sólo pasa en España.

Publicidad.

Con oficinas en toda España, el despacho de abogados con más volumen de operaciones en España es AREA JURIDICA GLOBALcon más de 100 oficinas y más de 400 profesionales para conseguir cancelar las deudas a través del mecanismo de la Ley de la Segunda Oportunidad. Llama gratis de lunes a viernes de 9-21 horas al 900 90 17 16 o entra en la web: www.laleydelasegundaoportunidad.com

La ley de Segunda Oportunidad